DESPUÉS DEL NALED: Una entrevista con Sadhu Govardhan

Bueno, la buena noticia es que ya no se fumigará a Puerto Rico con Naled. Yay, ¿verdad? Pero, ¿podemos estar tranquilos? No tan rápido. Ya quisiéramos. No es tan sencillo. Volví a hablar con Sadhu Govardhan y le pregunté sobre las implicaciones de este reciente acontecimiento –y lo que se propone se utilice en su lugar.

Sarah Ratliff: Puerto Rico acaba de evitar una fumigación histórica a nivel isla con uno de los más peligrosos insecticidas en uso actualmente. El plan para rociar todo el país con este pesticida altamente tóxico y ecológicamente devastador, NALED, fue una propuesta de parte de un grupo de personas con intereses creados que encontró una oposición masiva de millones de personas, entre ellos, en su gran mayoría, científicos locales y activistas que se dieron cuenta de la amenaza inminente e inmediata que representa la medida.

En mi última entrevista, usted predijo que el gobernador Alejandro García Padilla no admitiría su grave error respecto al Naled y que sólo consultaría con las personas que recomendaron la fumigación en primer lugar: Tom Frieden (CDC/US), Gina McCarthy (EPA/US), Myrna Comas (Secretaria de Agricultura/PR) y Ana Rius (Secretaria de Salud /PR).

¿Cómo se siente ahora, acerca de los acontecimientos más recientes?

SADHU GOVARDHAN: Aunque estoy feliz de que se impidió el delito ambiental planificado contra la isla, como quiera es impactante ver que esas pocas personas responsables de la planificación del acto todavía no han rendido cuentas. Todas las personas que acabas de mencionar todavía mantienen sus cargos políticos o roles gubernamentales, aún no comprenden nada sobre el tema en cuestión, y todavía están en completa negación del hecho de que estaban decididos a cometer un crimen horrendo.

Mientras tengamos líderes incompetentes y corruptos, corremos el riesgo de que estos tipos de ataques contra el medio ambiente pasen de nuevo. Líderes que son ineptos simplemente no son capaces de tomar decisiones inteligentes y beneficiosas.

Q: ¿Qué pasó con las 25,000 libras de NALED que aún se encuentran en Puerto Rico?

Sadhu Govardhan: Nadie está asumiendo la responsabilidad de haber ordenado que se trajera el insecticida a Puerto Rico. La versión oficial es que “el cargamento fue enviado a una empresa privada de Puerto Rico”, y que el envío no fue inspeccionado por nadie cuando entró a la isla. El gobierno afirma que no sabía nada sobre esto, lo que obviamente no puede ser cierto –y si es cierto, simplemente pone de manifiesto su incompetencia. En segundo lugar, la empresa privada que recibió el cargamento se niega a hacer declaraciones públicas al respecto.

Incluso si alguien realmente se esforzara, apenas tendría la capacidad de inventarse esa cantidad de mentiras. El caso ha sido enviado a la corte, lo que significa que no está garantizado que se descubra la verdad. Según el último informe periodístico sobre el tema, las toxinas han sido enviadas de vuelta a Florida.

Q: ¿Quién envió el cargamento?

Sadhu Govardan: Fue el CDC, cuyos oficiales afirman que se enviaron 25,000 libras “por si acaso Puerto Rico quiere usar el insecticida.” También enviaron BTi (Bacillus thuringiensis var. israelensis), con el mismo propósito.

Q: La última declaración del Gobernador es que se quieren quedar con el cargamento de BTi con el propósito de usarlo.

Sadhu Govardhan: En primer lugar, el BTi está en manos de la empresa privada, ¿así que cómo puede el gobierno quedarse con él? Segundo, ¿qué sabe el gobierno realmente sobre el BTi? Ellos ya demostraron que no sabían nada sobre el Naled, o quizás sabían y no se preocuparon de los peligrosos efectos que el químico puede tener en los humanos y el medio ambiente.

Q: ¿Acaso no hay numerosos estudios sobre el BTi a nivel internacional y sus aplicaciones a través de las décadas?

Sadhu Govardhan: Sí, cientos de estudios han sido llevados a cabo, pero todos los estudios verdaderamente significativos han sido descartados o ignorados. Hay un montón de estudios de crítica importancia sobre los efectos ambientales del BTi, y éstos deben ser investigados antes de utilizarlo en Puerto Rico.

Q: ¿Cuáles son algunas de las preocupaciones de los científicos sobre el BTi?

Sadhu Govardhan: Los efectos de los productos comerciales de BTi en los organismos no objetivo se están convirtiendo en un asunto cada vez más debatible y controvertido. La mayor parte de las pruebas realizadas en estudios reconocidos no se han llevado a cabo en el campo, sino en ambientes artificiales y aislados. Todavía no se entienden por completo las causas primarias ni secundarias en la naturaleza. Los ecosistemas son altamente complejos y requieren de estudios a largo plazo para entender todos los efectos de un insecticida. Muchas de las llamadas plagas que tratamos de eliminar tienen funciones muy importantes en la naturaleza que aún no comprendemos por completo. Una vez un ecosistema es arruinado debido a la intervención y manipulación humana, a menudo este daño es irreparable.

Lo que sí sabemos es que la toxicidad de BTi afecta las especies no objetivo, como los renacuajos de Leptodactylus Latran, una especie de rana de América del Sur. Cuando los renacuajos fueron expuestos a concentraciones nominales de BTi, esto dio lugar a anomalías. En dosis más altas, el resultado fue 100% de mortalidad después de dos días de exposición.

También hay otros organismos no objetivo que son afectados negativamente por BTi. Un interesante estudio realizado en la Universidad de Viena, Austria, llegó a la conclusión de que la suposición de que sólo los organismos objetivo (larvas de culícidos) se ven afectados no puede ser apoyada, pues diferentes concentraciones y combinaciones de estas proteínas cambian el efecto sobre diferentes larvas de insectos y otros organismos. En resumen, el riesgo ecotoxicológico del uso masivo de las formulaciones de BTi en las poblaciones de anfibios es mucho más alto que lo que muchos de los primeros estudios muestran.

Q: Entonces, ¿cuál es la solución a nuestro problema de mosquitos, entonces?

Sadhu Govardhan: Como he intentado explicar antes, desde hace mucho tiempo: el problema no son los mosquitos. El aumento de las poblaciones de mosquitos son un síntoma del problema, no la causa. El verdadero problema es la manipulación y destrucción del medio ambiente por parte de los seres humanos. Las llamadas plagas que se salen de control son el resultado directo de nuestros abusos contra la naturaleza. Todos los animales tienen depredadores naturales, y una vez que los depredadores naturales se eliminan de la ecuación, las especies que llamamos "plagas" se salen de control.

Por tanto, es importante no perder de vista el panorama más amplio y entender que todos los organismos vivos están interconectados en la fascinante red de la vida. Una vez que ponemos en peligro incluso el componente más pequeño dentro de un sistema ecológico, los efectos residuales pueden destruir el frágil balance que lo mantiene saludable.

Incluso desde una perspectiva de control biológico, hay métodos más efectivos que la utilización del BTi. Como ya mencioné en mi última entrevista, un buen ejemplo sería las trampas de feromonas.

Los principales predadores naturales de los mosquitos son los murciélagos, las libélulas y los pájaros, las aves acuáticas y específicamente, las golondrinas púrpura. Hay un sinnúmero de especies de peces que de igual manera se alimentan de larvas de mosquitos. Y, en lugar de proteger estas especies, las estamos matando por los cientos de millones. Naturalmente, esto ha dado lugar a un aumento exponencial en la población de mosquitos. Si hubiéramos asegurado la conservación de todos estos depredadores naturales, nunca hubiéramos tenido un problema de mosquitos en primer lugar.

Q: ¿Cuál cree usted que es la mejor manera de lidiar con este tipo de asuntos (prevención de plagas y enfermedades) ahora y en el futuro?

Sadhu Govardhan: "Prevención" es la palabra clave aquí. Si queremos evitar el brote de algo peligroso, tenemos que cambiar nuestra forma de pensar y de vivir. Tenemos que volver a una forma de vida en la que seamos respetuosos de la naturaleza. Por un lado, estamos produciendo millones de libras de basura tóxica todos los días; por otro lado, nos sorprende cada vez que eso tenga repercusiones. Aunque tenemos agencias gubernamentales que hablan de la salud y la agricultura, estos mismos departamentos promueven abiertamente alimentos desnaturalizados y horribles, y gran cantidad de productos agroquímicos tóxicos.

En lo personal, creo que es el momento de desintoxicar la isla completamente: prohibir todas las sustancias tóxicas que perjudican a las personas y el medio ambiente.

Q: Su reclamo de responsabilidad ecológica suena bien y razonable, ¿pero cómo quiere lograr o implementar eso?

Sadhu Govardhan: Ahora sabemos que nuestro gobierno no sólo ha dejado de hacer eso, sino que nunca ha mostrado el más mínimo interés en buscar soluciones saludables y naturales. Por esa razón, creo que nuestra única oportunidad para evitar escándalos criminales (como el atentado de fumigación con Naled) es establecer un comité de expertos locales independientes, con conciencia ecológica, que tomen decisiones responsablemente a nivel isla respecto a nuestra tierra y la salud de nuestra gente.

Como dice el dicho: cuando hay voluntad, siempre hay un camino. Creo que no sería difícil identificar todas las toxinas que se usan en la isla, para luego prohibirlas una por una. Sé que muchas personas de pensamiento libre interesadas en lograr esto, profesionales que se desempeñan en del sector privado y hasta los que enseñan en universidades alrededor de la isla, que están cualificados y dispuestos a contribuir a un futuro mejor para Puerto Rico.

Q: Por lo tanto, ¿usted propone que un panel de expertos sin afiliaciones o intereses políticos se encarge de tratar con todos los asuntos relacionados al medio ambiente, a nuestro sistema ecológico y a la salud?

Sadhu Govardhan: Sí. ¿Quiénes más estarían capacitados para tomar estas decisiones? El panel tiene que estar compuesto de personas que no estén en la nómina de grandes empresas farmacéuticas o agricultura corporativa y que no estén influenciados por la propaganda política. Esta sería la mejor inversión que podríamos hacer en Puerto Rico. Si no hacemos esto, el barco continuará hundiéndose y seguiremos teniendo que tratar con un escándalo Naled tras otro.

Yo sé que tenemos personas cualificadas para eso aquí en la isla, que también son excelentes seres humanos. Por ejemplo, las personas que sacrificaron tanto tiempo y energía para luchar contra la fumigación con Naled. Sólo mencioné algunos de ellos en mi última entrevista (http://www.organicfarm.net/Article_Naled_Assault.htm), pero hay cientos de personas cualificadas que se merecen estar en un panel de este tipo.

Q: ¿Cómo se puede establer o poner en práctica un panel de este tipo?

Sadhu Govardhan: Tenemos dos opciones ahora: podemos todos “volver a dormir” sólo para descubrir que vamos a despertar en otra pesadilla pronto, o podemos unirnos y exigir que estos cambios tan necesarios se implementen uno por uno. Naled era sólo el síntoma de un problema mayor. Si no abordamos esto ahora, el asunto no desaparecerá y probablemente se ponga peor.

Si queremos un futuro mejor, tenemos que exigir esos cambios, y tenemos que dar el ejemplo en nuestras propias vidas al mantenernos alejados de todo lo tóxico ­–ya sea alimentos peligrosos, herbicidas, pesticidas, basura no biodegradable, o cualidades como la codicia, la envidia, el egoísmo, la arrogancia o la completa indiferencia hacia la santidad de la vida.